close

Acceso

             
Top Panel
Miembros
Top Panel








Filosofía del Aikido E-Mail

SUZAKU DOJO

 

 

 

 

A raíz de la gran difusión y divulgación que emprende el hijo de Morihei Ueshiba, para dar a conocer al mundo entero el budo más novedoso, el aikido , se ha ido popularizando y a la vez, han ido surgiendo deseos crecientes de conocer su verdadero concepto y significado, el cual Kisshomaru Ueshiba descifra y explica con singular destreza: “La esencia del aikido no reside en la lucha contra otros”. Porque, como decía su padre Morihei: “Para conseguir la paz y la armonía con el mundo, proyecta toda tu fuerza a través del aiki.

En la actualidad el aikido se codea por el mundo con el judo y el karatedo como una de las artes marciales japonesas más internacionales, creciendo año con año. Éxito que se le puede achacar a varios factores; sin embargo, el elemento de mayor interés que contiene es su propia filosofía: una elevada visión humanística del hombre, con movimientos bellos y plásticos, factores que han captado la atención de gente inteligente y abierta a formas armónicas de convivencia social, de todo el mundo. Este tipo de gente parece comprender que el aikido y su concepto aiki, les permite practicar físicamente y entrenarse en una filosofía de la vida que conduce al desarrollo y bienestar espiritual.

Las técnicas de aikido surgen cuando el tipo de entrenamiento estricto que supone confrontar en un instante la vida y la muerte es concebido como un trampolín para saltar por encima de nuestro nivel habitual. Es este tipo de autodisciplina el que mejor describe a la gente actual, la cual a menudo percibe que su vida espiritual se encuentra desarraigada y desorientada, resultado del estrés y de la dinámica de la vida moderna. Además, la severidad de este entrenamiento, equilibrada y mezclada con la sensación del “ser uno mismo con el universo” que caracteriza el planteamiento del aikido , suele ser visto como la máxima expresión de lo más valioso que hay en el budo.

Hoy, en todas partes, donde se den clases de aikido, se pone énfasis en los conceptos que formulara Ueshiba en la concepción de este singular arte de reconciliación con los entornos, físico y social. El aikido es la vía de la armonía espiritual. Es el arte de la unificación con la naturaleza. No hay dualidad, ni lucha, ni adversario; sólo existe la armonía entre nuestro espíritu y el espíritu del universo y las técnicas de aikido son la realización material de esa armonía.

El proceso que recorrió Ueshiba fue, del cuerpo a la mente y de las artes a la vía, porque el secreto del aiki reside en la unidad del espíritu, la mente y el cuerpo. La consumación del aikido consiste en hacerse uno con el universo.

Aiki es la expresión de la auténtica verdad. Es la vía para unirse a los que nos agraden y reconciliarse con ellos mediante el amor y la tolerancia. Si no comprendemos esta enseñanza y usamos el aikido solo para luchar, nunca se nos develará su secreto, y su verdadero significado sólo podrá comprenderse a través de la práctica”.

 

 

Hasta la próxima.

 

 

 Clase Gratis