close

Acceso

             
Top Panel
Miembros
Top Panel








La Dimensión Filosófica del Guerrero Parte Décimo Quinta E-Mail

SUZAKU DOJO

 

LA DIMENSIÓN FILOSÓFICA DEL GUERRERO (15)

 

En este artículo trataremos de abordar el tema de la voluntad, aspecto de gran importancia en la ética del guerrero.

Tenemos que la voluntad obliga a determinados actos o formas de conducta, por considerar que es lo debido, sin esperar un resultado, es decir, con independencia de las consecuencias que para uno tengan los resultados que se puedan obtener, o bien, esta misma voluntad actúa en espera de determinado tipo de consecuencias en los resultados, que son siempre circunstanciales, a través de premios o evitar castigos.

Así, la voluntad se constriñe y se determina; en el segundo caso no actúa únicamente por sí misma, sino impulsada por elementos ajenos a ella; siendo esta manera de actuar regida por la obligatoriedad para fines conservadores: la moral, el derecho, la religión, la tradición, los usos y costumbres.

En contrapelo, la voluntad puede funcionar determinada por sí misma, sin que su fundamento se vea condicionada por causas extrañas a sí misma. En este caso actúan las voluntades obligadas éticamente, es decir, obligaciones adquiridas por la voluntad atendiendo a sí misma, a su propia esencia, las cuales son las determinaciones autónomas de la voluntad, y que siempre dejan de atender a las consecuencias de los resultados, que el triunfo o el fracaso no las condicionan, y siempre traen consigo, para el guerrero el grado de su libertad, aspecto del que se ha comentado en anteriores artículos.

Pero estas obligaciones éticas, por el grado de libertad en que se manejan, adquieren otra característica: se enmarcan en el riesgo. Así, como decía Hegel del hombre, que “sólo se hace humano cuando arriesga su vida para conseguir su libertad”, así con el hombre que se convierte en guerrero. El ser del guerrero sólo se mantiene sobre la base de un constante arriesgue de su vida y de sus valores logrados con el fin de lograr nuevos valores en completa libertad y libre albedrío.

Sin embargo, el hombre tiende al conservadurismo de la moral, el derecho, los prejuicios y el egocentrismo, y además quiere que permanezcan siempre en el estado en que se encuentran. A esto el guerrero se rebela por su misma constitución, su libertad únicamente se conserva con la creación de nuevos valores, que es una de las distinciones más emblemáticas entre él y los demás. Esta es la llamada “praxis” del guerrero, donde la búsqueda de nuevos y adecuados valores arriesga toda su existencia, queriendo transformar el mundo y su situación circunstancial. La intención del guerrero es enriquecer dialécticamente al mundo, colocando al hombre/guerrero en un nuevo y superior nivel.

No cabe duda que en los tiempos de crisis, es cuando se evidencian los guerreros y sus formas. Cuando se triunfa en la transformación se obtiene la libertad humana real y concreta y el resultado es un hombre nuevo, fortalecido interna y externamente (un guerrero).

 

Continuará…

 

cLASE gRATIS