close

Acceso

             
Top Panel
Miembros
Top Panel








La Dimensión Filosófica del Guerrero Parte Décimo Séptima E-Mail

SUZAKU DOJO

 

LA DIMENSIÓN FILOSÓFICA DEL GUERRERO (17)

 

Decíamos en el artículo anterior, que el individuo/guerrero normalmente no asume en su totalidad las normas establecidas en el seno de su correspondiente sociedad, en la medida en que él implementará nuevas alternativas de enfoque y comportamiento.

Muchos dirían que, al analizar la conciencia moral de el individuo/guerrero, enfocaríamos la cuestión con el lente llamado “super yo”, donde el hombre se conforma con lo establecido socialmente. Sin embargo, como lo hemos tratado de describir en artículos pasados, existen en el individuo/guerrero instancias creativas que lo “presionan” impulsándolo a transformar lo establecido. Así, al surgir nuevas necesidades en la sociedad, irrumpen las posibilidades creativas del “yo” y las necesidades impulsivas del “ello”, haciendo posible que la conciencia trate de encontrar nuevas soluciones y nuevas alternativas. Esto sería asumir la estructura plena de la conciencia, que representa un “llamado a” asumir la existencia del guerrero en cuanto tal, y es a lo que verdaderamente nos referimos como “conciencia ética” de éste.

Es decir, la conciencia ética del guerrero la estructuramos como la capacidad intrínseca del mismo para crear nuevas normas y alternativas de desarrollo. Esta conciencia, normalmente reprime en función de lo establecido. Así, la verdadera conciencia ética (moral del guerrero) es un “llamado a” asumir la estructura plena de la existencia y a transformar la realidad socioética del hombre.

En otras palabras, lo que hemos descrito son las posibilidades radicales en que funciona la estructura de la conciencia ética, mismas que dependen, en última instancia, de las condiciones reales de una sociedad, ya sea que ésta se encuentre en un momento de cohesión social o si se vive en momentos de crisis.

Normalmente, en momentos de cohesión o equilibrio social, la posibilidad que se aplica se enfoca con el “super yo”, que es la que predomina, sin embargo, el guerrero mantiene un enfoque creativo de su “yo” y un impulso intuitivo de su “ello”.

En épocas de crisis e irregularidades, esta situación se potencializa, convirtiendo a la conciencia ética (valores del guerrero) en una auténtica fuente de creación y transformación de formas y alternativas de convivencia y desarrollo. Así el guerrero se erige como el transformador social más representativo en la historia de la humanidad.

 

 

Continuará…

 

cLASE gRATIS