close

Acceso

             
Top Panel
Miembros
Top Panel








La Dimensión Filosófica del Guerrero Parte Octava E-Mail

SUZAKU DOJO

 

LA DIMENSIÓN FILOSÓFICA DEL GUERRERO (8)

 

Así como el hombre no tiene determinadas plenamente sus acciones, sino que siempre, con mayor o menor conciencia, elige entre varias posibilidades, así el guerrero tiene el libre albedrío de elección en su quehacer, pero este con una plena conciencia de su “aquí y ahora”, conciencia condicionada y determinada por su espíritu de guerrero. En otras palabras, el guerrero se encuentra eligiendo su devenir en forma concreta y determinante, a diferencia del hombre, donde en cada situación tiene que decidir entre reiterar la elección previa de cumplir determinada norma o el de dejar de cumplirla, siempre con una gran duda en su elección.

Pero ¿Qué es lo que implica, entonces, en el espíritu del guerrero, su elección?

Implica, en última instancia, que esta eligiendo como quiere ser y diciendo, implícitamente, lo que “debe ser”. Está eligiendo como guerrero que implica no sólo a él, sino también la forma de su quehacer, frente a los demás. No elige arbitrariamente, sino que en cada elección elige como quiere vivir (como guerrero), elige tratando de darle un sentido a su vida, a su comportamiento, porque cada elección guerrera lleva implícita una necesidad de coherencia en sus acciones, misma que le da una coherencia a su vida, a sus actos.

Sus actos no se separan entre ellos, sino que todos y cada uno de estos forman parte de su vida de guerrero, a la cual le da sentido a partir de los actos que elige en su existencia.

El sentido que va dándole a su vida en el momento en que elige una forma de actuar de guerrero, queda también determinado por el hecho de que se compromete consigo mismo a lo largo de las decisiones que va teniendo en el planteamiento de su quehacer.

En la medida en que el guerrero elige, se responsabiliza totalmente de los resultados de la acción a la que lo lleve esa decisión. Y esta responsabilidad se da con la mayor medida de conciencia, se puede decir con una conciencia abierta y plena. A diferencia del hombre que repite la norma sin una verdadera conciencia de su ser ni de su quehacer.

Es decir, ser guerrero es hablar de un ente pleno de conciencia, un ser verdaderamente conciente de lo que está pensando, eligiendo y haciendo; comprometiéndose totalmente frente aquello que eligió. De tal manera que sus elecciones, sus decisiones y sus quehaceres van conformándolo como lo que es, un guerrero, un ente veraz, valiente, honrado, comprometido, magnánimo, sencillo,… (Continuará...)

 

cLASE gRATIS