close

Acceso

             
Top Panel
Miembros
Top Panel








Evolución Psicológica del Aikidoca E-Mail

SUZAKU DOJO

LOS SENDEROS DEL AIKIDO

 

Evolución Psicológica del Aikidoca - Mushin

 

Ya hemos hablado sobre algunos beneficios físicos y mentales generados a partir de la práctica del Aikido, pero ¿cómo va evoluciona la mente del practicante de Aikido a través de la práctica contínua? ¿Cuáles son esas ventajas que adquiere el practicante frente a un encuentro real?

En estos días, las artes marciales están pasando por ciertos reajustes de tipo conceptual, con tendencias de deportivismo o contienda olímpica, y muchos cuestionan el futuro de estas, aplicando un enfoque pesimista, diciendo que el gremio está en decadencia, que ya perdió sus reales valores de antaño. Esto en cierto modo tiene algo de sentido, pues es verdad que encontramos vestigios de decadencia y marasmo en buena cantidad de estilos, pues al parecer se encuentran, casi igual que cuando se constituyó la técnica, sin apreciar siquiera rasgos evolutivos de esta.

Aunque no hay verdaderas razones para ponernos negativos salvo, eso si, si estamos demasiado apegados a las formas y no al fondo de las disciplinas marciales. En realidad lo que cuenta es la preservación de la sustancia básica que le da contenido a cada técnica.

Cada estilo, sin importar de donde haya surgido, debe expandirse en todas las direcciones posibles, buscando nuevas aristas y ángulos de aplicación de sus contenidos hacia una mejora integral de sus practicantes. Hoy las artes marciales se están multiplicando, nuevos estilos se están desarrollando y de vez en cuando surge una supuesta técnica antigua con un enfoque moderno que se pone de moda. Sin embargo, creemos que esta proporción no corresponde ni al tamaño ni al desarrollo de nuestra sociedad; se queda corta.

A pesar de esta sensible desproporción, la tendencia actual nos enriquece, puesto que la diversidad nos contrastas y amplía nuestra visión, y nos hace apreciar lo mucho que hay en común en todos los estilos marciales; las diferencias se encuentran únicamente en los egos de sus instructores y dirigentes. La herencia marcial debe ser la estatura de valores inculcados como: tolerancia, humildad, respeto, comprensión, entrega, que es parte de los contenidos de cualquier estilo.

Hoy, como debió ocurrir en el pasado, todo practicante de artes marciales debe ser consiente de los conocimientos que va adquiriendo y de su utilidad para no llevarse a engaños o frustraciones y vivir en una permanente ilusión. Las artes marciales no son para inflar egos, sino para ubicarlos dentro del contexto social en donde se desenvuelven.

Si un practicante de aikido , se ve inmerso en un combate real, puede sorprenderse al observar que su manera de enfocar la contienda es diferente y que su postura (física y psicológica) cambia con respecto a su mismo carácter o personalidad. Y es que el practicante, sin ser conciente en los primeros niveles de su aprendizaje, no percibe el cambio que se va gestando en su interior al practicar el arte de Ueshiba, puesto que al hacerlo entra a un estado meditativo, de cierta profundidad, dependiendo de cada practicante, que lo hace modificar su percepción dinamicocorporal de la confrontación.

Por eso se dice que el aikido es meditación en movimiento, sin complicaciones ni secretos. Al practicar aikido , lo más importante es que uno crea en uno mismo y en lo que está haciendo, en lugar de enfocarse en lo que hacen los demás. Olvidarse de la conducta de los otros y ser sincero consigo mismo, con esto se alcanza el concepto del aiki (el estado pasivo de la mente), que nos proporciona la percepción adecuada de todo conflicto, físico y emocional.

 

Hasta la próxima.

 

cLASE gRATIS

 


Estamos en Cóndor 100, Col. Los Alpes, al sur del DF. Cel: (044) 5543711712