close

Acceso

             
Top Panel
Miembros
Top Panel








La Respiración en el Aikido E-Mail

SUZAKU DOJO

LOS SENDEROS DEL AIKIDO

 

La Importancia de la Respiración

 

Uno de los temas de la mayor importancia en el aikido y en general de toda actividad deportiva, incluidas por supuesto las disciplinas marciales, es la respiración. Tenemos que el ser humano casi nunca tiene presente su realidad corporal, hasta que una parte de su cuerpo le causa problemas, así, el abandono y olvido de nuestra realidad física, llega a tales extremos que la mayoría de las personas no conocen algo tan elemental y vital como es la mecánica y funcionamiento de la respiración, y parecerá raro, pero la gran mayoría de la gente no sabe respirar adecuadamente, provocándose con esto una serie de complicaciones de tipo bronquiopulmonares severas.

Desde que el ser humano nace, empieza a respirar, y es notable observar como el tórax y el abdomen de los recién nacidos, se dilatan, se abren al exterior en la inspiración y se contraen flexiblemente en la expiración: se encuentra en comunicación plena y natural con el medio exterior; lo que nada de esto se observa en el adulto; en este se percibe la rigidez, la inhibición y el cerramiento, como si estuviera aislado del medio, sin proyectar un equilibrio entre él y su entorno.

La mayoría de las personas respiran normalmente entre un cuarto y un tercio de su capacidad, con lo cual la oxigenación es deficiente e incompleta, trastocándose el metabolismo del individuo.

La cuestión va más allá de lo fisiológico y bioquímico, pues incide en lo intelectivo y emocional. Es la vía de intercomunicación, de apertura entre el individuo y su medio.

Las aportaciones que la respiración dan al organismo son: oxígeno, energía, movimiento muscular (abdomen) e información del medio a través del aire (olores, temperatura, humedad). La respiración correcta consta de un mecanismo más complejo de lo que a primera vista parece, como consecuencia de la falta de práctica a lo largo de la vida del hombre. La respiración debe ser silenciosa, profunda y sin esfuerzos musculares, debiendo respirarse (inhalación y exhalación) siempre a través de la nariz, la cual, no solo tiene la misión de filtrar el aire que insufla, sino también la de calentarlo para que llegue a los pulmones a una temperatura adecuada.

Hay tres formas de llevarla a cabo, que pueden ser reguladas a voluntad de forma independiente o combinadas.

Forma baja; respiración abdominal o diafragmática, se exhala hundiendo el vientre de abajo arriba y se inhala al descender el diafragma. Esta forma permite un rápido control y normalización del ritmo cardiaco tras un esfuerzo en muy escaso tiempo, siendo muy utilizado en la práctica del aikido .

Forma media; respiración toráxica. Se exhala por contracción de las costillas y se inhala lentamente ensanchando el tórax hacia los lados, manteniendo inmóviles el abdomen y los hombros.

Forma alta; respiración clavicular, la expulsión del aire se efectúa bajando pausadamente los hombros, mientras la inspiración es a base de elevar las clavículas y los hombros con la máxima lentitud, manteniendo inmóviles el pecho y abdomen.

Estas formas pueden realizarse en un solo ejercicio o de manera aislada, de acuerdo con la necesidad o propósito.

Siempre hay que tener en cuenta mantener nuestra espalda y cuerpo lo más erguido y relajados posible, para facilitar el flujo del aire.
Todos estos detalles se toman en cuenta en le práctica del Aikido y se desarrollan para lograr el control físico y mental de uno mismo ante las diversas situaciones así como el desarrollo del rendimiento físico para la práctica y ejecución en sincronía de las técnicas.

 

Hasta la próxima.

 

 

cLASE gRATIS

 


Estamos en Cóndor 100, Col. Los Alpes, al sur del DF. Cel: (044) 5543711712